5 IDEAS PARA SEPARAR AMBIENTES SIN OBRAS

La separación de ambientes te permite crear, dentro de las estancias de tu casa, pequeños rincones aislados a los que dar un uso distinto al del resto de la habitación sin mezclarse. Tanto si quieres incluir tu despacho en el comedor de casa como si pretendes crear oasis de tranquilidad donde poder leer tranquil@ en la terraza, estas ideas son para ti. Y ahora sí, ¡a separar ambientes! 

Ideas sencillas que dan mucho juego

No siempre es necesario realizar grandes inversiones para tener una vivienda cómoda y versátil en la que sea posible conseguir espacios bien diferenciados en una misma habitación. Muebles auxiliares, textiles o incluso la pintura y la iluminación son claves a la hora de separar ambientes sin obras y siempre con excelentes resultados.

Tanto si tienes amplias estancias que quieres dividir para que resulten más prácticas y a la vez más acogedoras, como si vives en un piso de metros cuadrados ajustados, tienes muchas ideas sencillas para lograr fácilmente la separación de ambientes perfecta.

Contar con un pequeño vestidor en el dormitorio, dejar claro en el salón cuál es la zona de estar y la destinada a comedor, conseguir integrar la cocina en ese salón sin que desentone o sacar un área de estudio en el propio cuarto de los niños son solo algunos ejemplos. Aprovechando los recursos disponibles y con un poco de creatividad, puedes tener espacios y ambientes diferenciados, pero en perfecta armonía.

Si quieres darle un aire nuevo a tu casa separando ambientes sin obras, algunos elementos que tienes a tu alcance con los que conseguir tu objetivo son:

Muebles de salón

Solo cambiando la distribución de algunos de los que ya tienes, puedas obtener los primeros resultados. El mismo respaldo de un sofá puede servirte de “muro” divisorio para que la mesa de comedor quede tras él, mientras que la parte delantera mira a la zona de televisión. Con este sencillo gesto, creas dos zonas perfectamente separadas. Si dispones de suficiente espacio, puedes marcar aún más la separación colocando una estantería baja junto al respaldo. Esta idea queda muy bonita y marca espacios con total claridad.

Tienes otras maneras de cerrar visualmente esa zona de relax, generalmente frente al televisor. Puedes conseguirlo colocando estratégicamente en “L” un juego de sofás 3 + 2 o, si quieres algo más ligero, coloca uno tipo chaise longe y cierra el espacio con uno o dos pufs, que, además, te resultarán muy prácticos.

Si tu cocina da al salón y quieres mantenerla separada, pero evitando muros, puertas y tabiques, una barra americana es la solución estética ideal para un apartamento de diseño moderno y con estilo propio.

Otros muebles

Entre los muebles que también pueden resultarte realmente útiles, los armarios ocupan lugar destacado. Además de servirte para guardar tu ropa, ¿por qué no aprovecharlo para hacerte un completo vestidor en tu habitación? Siempre pensamos en que debemos apoyarlos en una pared, pero si en vez esto, lo colocas unido a uno de los bordes de la cama, ya tienes un “muro” improvisado, una separación perfecta sin que te cueste nada. Solo queda que, por el lado opuesto, decores con algunos objetos que den tu toque personal al nuevos espacio: un espejo de pie, que te ayude a crear tus looks, un perchero con sombreros, pañuelos, collares… y tal vez, un pequeño tocador magnífico para maquillarte.

Otra práctica idea para crear espacios diferentes en la cocina son los muebles rinconera, con los que es sencillo conseguir un office separado visualmente de la zona de trabajo (cocción y lavado). También, las llamadas barras de “desayuno”, estrechas y adosadas a la pared, son perfectas para cocinas modernas y no muy grandes, porque conseguirán ese espacio que quieres para hacer una pausa y tomar algo sin salir de tu cocina, pero en un entorno separado de la encimera.

Textiles

Son el segundo elemento decorativo que más posibilidades puede ofrecerte para conseguir espacios distintos en una misma habitación sin que ésta resulte demasiado recargada.
Una simple alfombra te ayudará a crear ambientes distintos. Por ejemplo, puedes poner una bien mullida y de pelo largo en la zona de juegos del cuarto de los pequeños dejando el área de estudio, con su mesa de escritorio, sin cubrir. Así, al entrar, quedará muy claro cuál es la zona de “recreo” y la de trabajo.

Las cortinas también dan mucho juego. Si tienes un pequeño pasillo, que conecta directamente la entrada con el salón y quieres crear una división para que el acceso no resulte tan “brusco”, una cortina de macramé puede conseguir el objetivo sin recargar y dando un toque bohemio muy original.

Paneles y biombos

Hay otros muchos recursos para separar espacios y decorar al mismo tiempo. Los elementos divisorios como los paneles japoneses o las mamparas de cristal son dos ejemplos de cómo puedes tener distintas habitaciones en una misma estancia. Las cortinas de cristal crean un efecto realmente elegante y moderno. Pueden ser la solución para tener un despacho “a la vista” en tu propio salón. La ventaja de este tipo de cortinas de cristal es que no restan un ápice de amplitud visual, pero consiguen el objetivo de crear ambientes muy distintos. Por su parte, los paneles japoneses, instalados con rieles, funcionan como prácticas paredes móviles con las que crear los cuartos que necesites de la manera más sencilla.

Pintura e iluminación

Su impacto visual los convierte en excelentes aliados a la hora de conseguir ambientes diferenciados. Combina colores en paredes y pavimentos y lograrás dejar claro las distintas zonas de una misma habitación. Un ejemplo evidente es el baño. En los aseos no necesitas tabiques, porque colocando distintos azulejos en la zona de los sanitarios y en la de baño ya tienes el espacio dividido.

La luz es también elemento claro diferenciador. Una iluminación potente sobre la mesa de comedor, frente a una lámpara de pie, de luz cálida colocada junto a un sofá de lectura o relax, resultan detalles definitivos para dejar claros los distintos espacios de un mismo salón.

Como ves diferenciar zonas y crear ambientes para sentirte a gusto en cada rincón de tu casa, es más sencillo de lo que parece.